FIBGAR

Noticias

La libertad de expresión es el derecho que nos ayuda a entender cómo funciona el mundo

Torres (Jaén) 19 de julio 2016.- “Lo nuclear de la libertad de expresión no es que algunos puedan a veces quejarse sobre ciertas cosas o manifestarse; lo nuclear de la libertad de expresión es que las personas puedan entender cómo funciona en realidad el mundo y sean capaces de hacer algo al respecto”. Julian Assange, editor jefe y fundador de WikiLeaks saludó así desde una pantalla a los participantes en el curso de verano de Torres (Jaén) que bajo el título Libertad de Expresión en el siglo XXI: nuevas tecnologías, nuevos retos organizan la Fundación Internacional Baltasar Garzón, la Universidad de Jaén, la Diputación de Jaén y el Ayuntamiento de Torres.

Assange se refirió a la transparencia  entendida como la capacidad para entender nuestra civilización, a nosotros mismos y lo que debemos hacer con nuestro posicionamiento, así como el tipo de futuro deseamos como individuos y como humanidad en conjunto.

 “Quiero hacer atrevida afirmación –añadió Assange en su intervención- de que el derecho a comunicarnos, a entender la libertad de expresión y la transparencia, es el derecho fundamental habilitador de todos los demás derechos. Porque, ¿cómo sabrías si no que cualquier otro derecho existe?”

Ante la pregunta que se escucha habitualmente sobre cuál debería ser la regulación de la libertad de expresión, Assange dijo que “los derechos a veces entran en conflicto entre ellos. Y por lo tanto, la Ley debe equilibrar estos derechos para intentar preservarlos, evitar que entren en conflicto o que uno acabe con el otro”.

En la inauguración intervino también Juan Manuel de Faramiñán catedrático y director académico de los cursos de Torres, quien explicó que  la libertad de expresión tiene excepciones: la libertad del otro, la seguridad nacional –tema vidrioso- el orden público, la salud pública y la moral. “El derecho a la libertad de expresión no puede ser restringido por capricho de un funcionario público. Y esto ocurre mucho. Debe haber por tanto una ley o norma que sea reconocida por quienes la deban aplicar y que cumpla los planteamientos de la transparencia, que a su vez debe encontrarse en la redacción de las leyes”, dijo el catedrático durante su intervención.

En la mesa redonda, “La Libertad de Expresión como acción política: la protesta social”, intervinieron los periodistas Rafael Jiménez Claudín, editor de Periodistas.es, Marisu Moreno, directora adjunta de EL PLURAL.COM y el abogado Gonzalo Martínez Fresneda, moderados por Teresa M. Gómez Pastrana, de Colectivo Gentes.

Gonzalo Martínez Fresneda destacó que “el propio concepto de periodista es difícil hoy de definir, la línea divisoria se está moviendo y el derecho va muy por detrás. La situación es de un enorme desconcierto sobre dónde fijar los límites. Con anterioridad, la mayor parte de las resoluciones judiciales eliminaban el procedimiento de injurias y enviaban al ciudadano ofendido al derecho civil. El rigor exigido a los medios informativos se sustituye ahora por la libertad en redes que se convierten en una fuente de despropósitos”.

Jiménez Claudín, por su parte,  afirmó que “las nuevas tecnologías están para quedarse y está claro que las personas que tienen inquietudes sociales y políticas las van a utilizar. Hablo de personas que actúan con responsabilidad. Personas como la prensa, intermediarios en la sociedad”. Pero para el periodista “falta análisis de los medios de comunicación desde que se abandonó el rigor con el que antes trabajábamos”.

Marisu Moreno, directora adjunta de ELPLURAL.COM, tras hacer un repaso de la nueva situación que ha creado la Ley Mordaza y sus limitaciones para la prensa a la hora de informar, dijo que “la libertad de prensa y el derecho a la información es vital en una democracia. Leyes restrictivas como la Ley Mordaza suponen un atentado contra esa libertad de prensa y el ejercicio del periodismo”.

[ Cerrar ]

MemorízaTe, sé parte de tu propia historia

Nuestros padres, nuestros abuelos, nuestro pasado más reciente tiene muchas historias que aún desconocemos, historias que hacen parte de lo que somos y que se nos ocultaron hasta hoy. Por miedo, por vergüenza, por silencio, porque nos acostumbramos a no hablar del pasado.

MemorízaTe es una oportunidad para aportar ese trozo de memoria que cada uno tenemos, creando un relato compartido, colectivo y que nos fortalezca como pueblo.

Todos podemos colaborar con ideas, datos, fotos, archivos, comentarios y sobre todo donaciones. Vuestra participación es esencial para que todo esto pueda ser conocido, consultado y usado por todos en una plataforma online: memorizate.org

El proyecto, iniciativa de la Fundación Internacional Baltasar Garzón y la productora Maloka Media, ya tiene un gran aliado: el programa Hoy por hoy de la cadena Ser que ha puesto a disposición el número de teléfono (699 30 11 22) donde podrás depositar tu pedazo de memoria.

Finalizar la página web es un paso fundamental para la reconstrucción de nuestra memoria colectiva. ¡Necesitamos de tu aportación para hacerla realidad!