FIBGAR

News

FIBGAR y Esteban Ibarra presentan 'La Europa siniestra'

Madrid, 5 de noviembre de 2014.- El avance de la extrema derecha xenófoba, la intolerancia, el lenguaje del odio o el racismo están conformando una “Europa Siniestra”, como reza el título del primer libro editado por la Fundación Internacional Baltasar Garzón (FIBGAR) y la editorial Libros de la Catarata, escrito por Esteban Ibarra, presidente del Movimiento contra la Intolerancia, y prologado por el juez Baltasar Garzón. “La Europa Siniestra” nos habla de aquella Europa que ha olvidado los ideales de dignidad, libertad, igualdad y justicia. La Europa que se abre a la xenofobia, el racismo y la intolerancia y que no sólo se da en las calles, sino que llega hasta las propias instituciones.

Patricia Weisz abrió la mesa redonda en la presentación de “La Europa siniestra”. Recordó a su madre, Violeta Friedman, “icono de la lucha contra el negacionismo”.  Violeta Friedman fue llevada a Auschwitz con 14 años. Ella y su hermana fueron las únicas de su familia que sobrevivieron al campo de concentración. En 1985, cuando ya vivía en España, Friedman emprendió acciones legales contra el ex jefe de las Waffen SS, Leon Degrelle, por unas declaraciones realizadas por éste a la revista Tiempo, en las que negaba el Holocausto y vertía opiniones antisemitas y racistas. En 1991, y tras una dura lucha en la que las sentencias le fueron desfavorables, el Tribunal Constitucional de España consideró que Degrelle “había atentado contra el honor de Violeta Friedman y de las víctimas de los campos nazis”, sentando esta sentencia doctrina constitucional y sirviendo como referencia para la reforma del Código Penal español. Patricia Weisz resaltó también “la educación en tolerancia que se promueve en el libro “La Europa siniestra”, la cual conlleva la educación en memoria y la justicia con las víctimas”

Guillermo Ponce, Presidente de Afrohispanos, destacó que el libro es “tremendamente necesario y oportuno”, ya que “Europa ya no es el paraíso de los Derechos Humanos, y va camino a repetir algo parecido al Holocausto, salvando distancias”. “Aquí estamos todos en el mismo barco, porque todos tenemos una razón para ser discriminados. Aún hay discípulos de Hitler que pretenden una raza aria perfecta. Somos víctimas del racismo, la negrofobia, y otras formas de intolerancia. Nos corresponde a nosotros trabajar para que Europa no vaya al derrotero donde nos está llevando, no sólo debido a la crisis”, resaltó. Además, Ponce destacó la tarea de su organización esa misma mañana convencer a los representantes del Senado para convencer que acojan la cumbre de Afrohispanos. “El estado tiene la obligación civil de acompañar a la sociedad civil en esta iniciativa”, concluyó.

Valentín González, Presidente de la Red Europea Contra los Delitos de Odio, hizo énfasis en el 76 aniversario de la Crystal Nach, “pogromo que fue antesala del Holocausto. Aproximadamente  2500 personas encontraron la muerte aquella noche infame”. González también recordó los resultados de las pasadas elecciones europeas: “los partidos de extrema derecha, aquellos que practican el populismo xenófobo y criminalización del extranjero, han aumentado su presencia en un 50%. Eso no es tolerable en una Europa que viene del respeto de los derechos del hombre”, dijo. Pero quiso terminar con esperanza en la lucha, con el ejemplo de la activista y feminista griega Milena Jesenska, que acabó en un campo de exterminio por su solidaridad con el pueblo judío al ponerse la Estrella de David: “Este ejemplo nos inspira y nos hace seguir adelante luchando contra esta bestia que va ganando terreno, pero que no nos va a ganar. Habrá un momento en que nadie, por su orientación sexual, color de su piel, etc, tenga miedo de salir a la calle”.

Esteban Ibarra, presidente de Movimiento Contra la Intolerancia, comenzó rememorando los Cursos de la Universidad de Jaén en Torres, en los que comenzó a darse forma a “La Europa siniestra”. El autor del libro hizo hincapié en la importancia de reconocer que muchos de los problemas surgidos por el rebrote de la xenofobia y otras formas de intolerancia van “más allá de neutralizar los prejuicios”. Hizo un recorrido de los crímenes de odio en nuestro país, y el hito que supuso el asesinato de Lucrecia Pérez en 1992. “El crimen de odio no es simplemente una discriminación agravada, puede llegar a ser perfectamente un crimen de lesa humanidad, porque puede ser una acción generalizada”, afirmó Ibarra. “Este libro incorpora un reproche a esta Europa, que tiene una responsabilidad enorme en lo que está pasando. Esto no ha venido del cielo”, remachó. También hizo un recorrido por la importancia del lenguaje a la hora de tratar estos asuntos, o el hecho de que “estamos viviendo una ofensiva tremenda. Existen más de 1500 páginas en Internet de ofensiva neofascista. ¿Por qué lo que es ilegal en la calle lo es en Internet?”. Ibarra instó a los poderes públicos a producir más políticas y leyes y “reconocer a las víctimas”, a las que muchas veces se considera “vidas sin valor”. Asimismo, el presidente de MCI también habló del concepto “mundialización del odio”, que se está produciendo en “un mundo tan globalizado como el nuestro”. Por eso, reivindicó la “importancia de la memoria” y la “defensa global de todos en pro de los Derechos Humanos y las víctimas”

Puedes leer nuestra entrevista con Esteban Ibarra a través del siguiente enlace:

http://www.fibgar.org/actualidad/esteban-ibarra---la-infeccion-de-la-xenofobia-alcanza-a-todos-

Y comprar tu ejemplar de “La Europa siniestra” aquí