FIBGAR

News

Continúa la primera jornada del curso Acciones preventivas en violencia de género: desde las políticas públicas a la acción ciudadana

Torres, 23 de julio. El juez Baltasar Garzón dirige la novena edición de los Cursos Universitarios de Verano de Torres (Jaén), una cita académica que, entre los días 21 y 25 de julio, permitirá a los alumnos de la Universidad de Jaén, y todo aquél interesado, conocer la situación actual de la justicia en España.


De este modo, la ciudad natal del magistrado se convierte un año más en el lugar perfecto para localizar estos cursos estivales, centrados en la defensa y la promoción de la Justicia y con los que FIBGAR se compromete anualmentemediante la elaboración de algunos de sus contenidos.

Actualmente, los días 23 y 24 de julio, FIBGAR organiza el curso “Acciones preventivas en violencia de género: desde las políticas públicas a la acción ciudadana”, que pretende enfatizar las labores de prevención y sensibilización en la sociedad contra los actos de violencia machista.  Paloma Soria Montañez, abogada y miembro de la plataforma Women’s Links Worldwide y Miguel Lorente Acosta, médico forense y exdelegado de Gobierno en Violencia de Género, entre otros, comparten sus experiencias con los asistentes.

Taller: Medios de comunicación, ¿ayuda u obstáculo?

Asunción Bernárdez Rodal, profesora titular de Periodismo y directora del Instituto de Investigaciones Feministas de la Universidad Complutense de Madrid, ha sido la encargada de impartir este taller.  “Los hombres y mujeres nos vemos divididas por características de género, pero la trampa es que no es una balanza equilibrada de cualidades”, ha comenzado Bernárdez. “La cultura trabaja en nosotros desde que somos bebés para enseñarnos qué tenemos que sentir y pensar”. De este modo, la profesora ha analizado la cosificación de la mujer, por ejemplo, en la cultura pop, poniendo como ejemplo el videoclip “Blurred Lines” de Robin Thicke. “La cultura pop espectaculariza las diferencias culturales entre hombres y mujeres”, ha argumentado. “Los hombres no se desnudan en los vídeos. Las mujeres, sí”.

Los medios de comunicación “construyen la estrategia de género a través de los estereotipos, la espectacularidad del cuerpo de la mujer… Clichés que se repiten sobre todo en la ficción”, ha dicho. ¿Cómo se construye, según Bernárdez, esta violencia con las imágenes de los medios? Con estrategias como enseñar únicamente partes del cuerpo, sustituir objetos con los cuerpos de las mujeres, usar imágenes sexualizadas de las mujeres como objetos intercambiables, o cuestiones más fuertes, “como que la mujer aparezca vejada o humillada sin mostrar consentimiento”, ha afirmado la ponente.

Taller “Movimientos sociales y género”

Beatriz Gimeno ha abierto el taller sobre “Movimientos Sociales y Género”, con un ejemplo clarificante de cómo está de integrado el feminismo. “En una acampada en Sol del 15M, unas chicas colgaron una pancarta que decía “La revolución será feminista o no será”. Inmediatamente después un chico la arranca y todos aplauden. Ahí se demostró el ambiente feminista generalizado”. A partir de ahí, la activista feminista, LGTB y escritora ha desarrollado todos los puntos que demuestran el coste superior que paga la mujer al querer ser líder de movimientos sociales, cómo se han tapado todos los mecanismos de protesta inventados por mujeres -como la huelga de hambre o la ocupación de espacios simbólicos- y cómo aún mecanismos igualitarios como la paridad en los cargos está subestimada incluso en los partidos y asociaciones progresistas.

Por otro lado, entrando en materia con la lucha contra los malos tratos, Gimeno ha resaltado que el neomachismo tienen dos claros objetivos: la derogación de la Ley Integral contra la Violencia de Género y lograr la custodia compartida impuesta de los hijos e hijas en caso de separación. Para demostrar esto, se ha basado en su propia experiencia en partidos políticos de izquierda, dónde a comprobado cómo “los neomachistas se están infiltrando en movimientos sociales para sembrar la duda sobre las políticas que corrigen la desigualdad de género”. Por esto motivo, Beatriz Gimeno ha resaltado la importancia de resaltar que el feminismo es igualdad y no lo contrario al machismo.

Debate: “La muchacha está triste… ¿qué tendrá la muchacha?”

La primera de las hablantes en este interesante debate ha sido Fanny Rubio, catedrática de Literatura de la Universidad Complutense de Madrid, quien ha analizado el tratamiento de las mujeres en las novelas, como La Celestina o La Regenta, o autoras como Virginia Wolf o Alfonsina Storni.

Carmen Muñoz, profesora contratada doctora de Derecho Internacional Público de la Universidad de Jaén, la cual ha hecho un repaso del papel de la mujer a lo largo de la historia, sobre todo desde un punto de vista jurídico. “la batalla ha sido muy lenta y con mucho sufrimiento. En el siglo XX es cuando las mujeres comienzan a incluirse en el ordenamiento jurídico”, ha afirmado. “Estas batallas ganadas por el derecho, sin embargo, no aseguran la igualdad práctica, sólo formal. Es un trabajo de todos”, ha afirmado.

Esther López Zafra ha tratado los estereotipos femeninos: las mujeres deben ser amantes de los niños, por lo que serán buenas profesoras, pero no buenas líderes. También deben, por ejemplo, hacer que las personas que estén a su alrededor se encuentren bien.  Así, la profesora titular de Psicología Social en la Universidad de Jaén ha realizado un repaso sobre las profesiones que, supuestamente, deben ocupar las mujeres, o cómo deben estructurarse sus vidas. Se ha centrado también en su campo, la psicología, para hablar de estos estereotipos: “Hay una serie de características negativas de la mujer que se remarcan en la literatura, por ejemplo, que sea depresiva o el síndrome menstrual”. Ha incidido asimismo en lo mismo que su compañera Muñoz: “aunque se está trabajando por la igualdad, aún queda mucho por hacer”