FIBGAR

Noticias

Latinoamérica y África, la esperanza de la Jurisdicción Universal

Manuel Miguel Vergara. Director del Departamento Legal. FIBGAR

Ahora que en Europa se da un paso atrás en la lucha contra la impunidad a causa de las presiones políticas, diplomáticas y económicas de poderosos Estados poco interesados en la defensa de los derechos humanos, son Latinoamérica y África las flamantes y verdaderas esperanzas de futuro para la jurisdicción universal. Esta conclusión parece evidente al constatar cómo Chile, Argentina, Senegal y la República Sudafricana se postulan como los nuevos paladines de la lucha contra la impunidad y la búsqueda de justicia allá donde les es negada a las víctimas.

En este sentido, el proyecto de los nuevos Principios de Jurisdicción Universal de Madrid – Buenos Aires, lejos de finalizar con la presentación de los mismos el pasado 10 de septiembre en Argentina, sigue adelante con fuerza.

La nueva fase del proyecto de FIBGAR no consiste ya en la redacción, enmienda o modificación de los Principios de Madrid-Buenos Ares de Jurisdicción Universal, sino en la organización de nuevos grupos de trabajo por todo el mundo, con el objetivo de difundir  su contenido, compartir experiencias con expertos de cada región y fortalecer la jurisdicción universal como instrumento válido para la protección de los damnificados de uno y otro hemisferio.

Con el último grupo de trabajo de jurisdicción universal en Togo, el balance en África Occidental se traduce en la satisfacción de ver cómo los esfuerzos y sinergias surgidas del Segundo Congreso Internacional de Jurisdicción Universal de Buenos Aires, así como los de los previos grupos de trabajo en Asunción y Puerto Rico no cayeron en saco roto. La pedagogía, difusión e intercambio de buenas prácticas se sigue revelando imprescindible para fortalecer la jurisdicción universal como herramienta necesaria para el acceso a la justicia.

De este modo, el primer grupo de trabajo de difusión de los Principios de Madrid-Buenos Aires se reunió en Lomé, capital del país africano de Togo. Allí, expertos de hasta siete países de África Occidental se dieron cita para discutir y familiarizarse con este nuevo texto. Las sesiones se prolongaron durante un día y medio, con la presencia del presidente de FIBGAR, el juez Baltasar Garzón, y la fiscal de la Audiencia Nacional, Dolores Delgado. Otros especialistas de la talla de Koffi Afande (juez del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia) o el Demba Kandji (el magistrado que activó la jurisdicción universal en Senegal para dar respuesta a las víctimas chadianas de Hissène Habré) tampoco faltaron al evento. Conviene remarcar la presencia de un juez y un fiscal del Tribunal Penal Internacional para Ruanda, Emile Short de Ghana y Charles Adeogun-Phillips de Nigeria, respectivamente. Una fiscal de Ghana, Yvonne Oboubisa, diplomáticos, académicos y activistas de Mali, Burkina Faso, Togo y Benín completaron la mesa de debate.

Este evento fue posible gracias al apoyo y financiación de la Delegación de la Unión Europea en Togo y la firme convicción en el valor de la justicia que procesa su embajador, el español Nicolás Berlanga.

A la reunión del grupo trabajo le siguió un seminario de puertas abiertas al que asistieron unas 50 personas para compartir preguntas y oír la opinión de los ponentes que previamente habían participado en el grupo. Además, visité en los días previos al evento las universidades públicas de Togo: Lomé y Kara donde ante más de 170 estudiantes y profesores pude exponer mi ponencia sobre la jurisdicción universal y los Principios de Madrid-Buenos Aires.

Con una red cada vez más nutrida de especialistas y expertos comprometidos con el desarrollo del derecho penal internacional, FIBGAR busca organizar nuevos grupos de trabajo en Chile, Jordania, Filipina, Canadá o Estados Unidos.

Esta noticia se publicó en Notimérica

[ Cerrar ]

MemorízaTe, sé parte de tu propia historia

Nuestros padres, nuestros abuelos, nuestro pasado más reciente tiene muchas historias que aún desconocemos, historias que hacen parte de lo que somos y que se nos ocultaron hasta hoy. Por miedo, por vergüenza, por silencio, porque nos acostumbramos a no hablar del pasado.

MemorízaTe es una oportunidad para aportar ese trozo de memoria que cada uno tenemos, creando un relato compartido, colectivo y que nos fortalezca como pueblo.

Todos podemos colaborar con ideas, datos, fotos, archivos, comentarios y sobre todo donaciones. Vuestra participación es esencial para que todo esto pueda ser conocido, consultado y usado por todos en una plataforma online: memorizate.org

El proyecto, iniciativa de la Fundación Internacional Baltasar Garzón y la productora Maloka Media, ya tiene un gran aliado: el programa Hoy por hoy de la cadena Ser que ha puesto a disposición el número de teléfono (699 30 11 22) donde podrás depositar tu pedazo de memoria.

Finalizar la página web es un paso fundamental para la reconstrucción de nuestra memoria colectiva. ¡Necesitamos de tu aportación para hacerla realidad!